Fórceps en el parto. Esta es mi experiencia.

He visto por internet que hay muchísima crítica hacia el uso de los fórceps en el parto. Primero, veamos qué son exactamente. Según wikipedia: “es un instrumento obstétrico en forma de tenazas, que sirve para ayudar a la extracción fetal desde la parte exterior simulando los mecanismos del parto normal. Sus indicaciones son comunes a las de otros partos instrumentales: patología materna, riesgo de pérdida de bienestar fetal, alivio del período expulsivo, etc.

Constan de dos ramas o palas metálicas que se articulan entre sí en su parte media, y tienen en un extremo los mangos y en el otro las cucharas o parte de prensado, habilitadas con una curvatura tal que se adaptan a la forma de la cabeza fetal y a las curvaturas de la pelvis ósea femenina o canal de parto óseo.”

Sucede que suelen utilizarse por varios motivos:

– Para evitar una cesárea de urgencia.

– Para ayudar al bebé a girar de plano y que este salga correctamente.

Ilustración de un parto con fórceps

¿Qué es eso del plano? Cuando la mujer se pone de parto, el bebé se prepara para salir. Esto supone no solo salir, sino que debe ir rotando sobre sí mismo, disponiéndose en lo que se llaman planos 1, 2 y 3. El hecho de que el bebé no haya girado y no esté en la posición correcta, aunque esté de cabeza, puede ser motivo para realizar una cesárea de urgencia (es decir, sin haber sido programada y en mitad del parto), o para recurrir a los fórceps. Todo depende de la ginecóloga que intervenga, dado que si el parto se complica quien te asistiría sería la ginecóloga o ginecólogo y no la matrona. Hay ginecólogas que son partidarias de evitar los fórceps por lo agresivos que son, dado que pueden causar daños craneales y faciales al bebé y hay quienes prefieren utilizarlos para evitar una cesárea por la recuperación tan latosa y molesta que tiene, y también porque no siempre hay tiempo de llegar al quirófano.

Ilustración de la rotación del bebé antes de salir

Como conté en uno de mis post sobre la epidural, estuve más de 48 horas con contracciones. Comenzaron un martes por la tarde a las 19:00, ingresé el jueves a las 19:00 y dí a luz el viernes a las 7:00 de la mañana. Una pasada. El 7 fue mi número jajaja. El caso es que estuve con el llamado trabajo de parto (el momento en el que comienzas con las pujas) hora y media. La niña estaba bien y todo perfecto. Las matronas me felicitaban por lo bien que empujaba. Pero algo no iba bien. Besay asomaba un poquito su cabeza y la volvía a esconder. Algo pasaba… Las matronas se empezaron a mirar unas a otras y yo nerviosa, lógico, porque las miraba y ninguna decía algo concreto. De pronto una dijo “preparen el quirófano”. Yo pensé… “no me digas! No me digas que me comí más de 2 días de contracciones, una versión cefálica externa (con lo que me dolió), todos estos nervios… para terminar con una cesárea y lo que ello implica luego con la recu”… Pero una de las que allí estaban sacó una muestra pequeña de sangre de la cabeza de Besay para ver, a través del PH, si estaba bien oxigenada y probar con los fórceps. Ella misma dijo “no creo que funcione pero intentemos”. Tal cual.

Besay pudo salir por fin sin necesidad de cesárea. Lo que impidió que saliese de forma natural fue que la enana tenía el brazo cruzado por delante a modo de bufanda y rebotaba jajaja. Que graciosita!

Lo malo fue que me dejaron destrozadita, lo cual hizo mi recu mucho más chunga y a Besay se le formó un bultito, hinchado, en la cabecita. Se le fue quitando con el tiempo, muy lentamente, y ya casi no se le nota.

Después de todo lo vivido en el parto busqué información sobre los fórceps, porque, honestamente yo no tenía idea de lo que eran, ni sus riesgos, y tampoco en el momento de utilizarlos pidieron mi consentimiento. Simplemente lo hablaron entre ellas y decidieron intentarlo, lo cual hoy, pensando en esto y en lo que después leí en internet me parece fatal. He escuchado y visto imágenes de bebés con auténticos traumatismos en cara y cráneo, y también me parece algo sumamente delicado. Algunos incluso he escuchado que han fallecido… Sin embargo en mi caso todo salió bien gracias a Dios.

La recuperación ya les digo que en mi caso fue bastante mal. Apenas me podía mover o sentar. Fue al cabo de un mes tras el parto que me había recuperado bien, aunque la cicatriz de la episiotomía aún me dolía un poco. Pero bueno… mi niña está sana y aunque tras el parto no la pude disfrutar como me hubiese gustado, tengo toda una vida para hacerlo!

Conclusión… Si tuviese que volver a parir y viese los fórceps de nuevo, CREO, y repito CREO, que les diría de no utilizarlos por los riesgos y lo agresivo que es para el bebé. Sé que después de verte pasando por todo el proceso de un parto natural que te metan en quirófano para abrirte es una buena faena… pero considero que bajo el riesgo de que a tu bebé le causen un traumatismo craneal o facial (menudo recibimiento) o incluso la muerte, es mejor que hagan cesárea y ya nos recuperaremos.

La verdad es que aunque el embarazo lo viví muy tranquila y lo disfruté muchísimo, a partir de cierto mes comencé a tener que tomar decisiones muy muy arriesgadas en las cuales se ponía en juego la salud y vida de mi hija. No es nada fácil…

¿Tú qué opinas? ¿También sufriste los fórceps? ¿Cómo fue tu experiencia y tu recuperación?

Deja un comentario

Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
PASTOR ALEMÁN + 2 items
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar