Mi hijo pinta las paredes de casa! Trucos para despintar ropa y paredes

Siempre me pareció interesante hacer algún viaje rollo cultural y visitar el Louvre o el Museo del Prado. Pero luego pensé… “¿para qué gastarme un montón de dinero en viajar si tengo mi propio museo de arte contemporáneo en casa?”. Como lo oyes! Tengo pinturas de tipo rupestre (auténticas manos genuinas), pinturas educativas (las vocales), dibujo técnico (círculos, cuadrados), también tengo dibujos rollo naturaleza (las olas del mar, flores…), tengo arte abstracto (rayas, garabatos, puntitos…). Lo tengo todo y en mi propia casa!

La parte que más me gusta es el orgullo que inunda mi pecho cuando viene una visita… Hasta le hago una ruta guiada para que no pierdan detalle. “Estas las hizo ella misma, durante la merienda y con las manos! Es auténtica mermelada de fresa”…

Ya dejando de lado el tono sarcástico, diré que por un lado me hace gracia cuando la pillo inspirada pintando algún rinconcito… Yo soy dibujante artística, y sé el gusto que da jajaja. Pero mi otro lado, el que desea tener una casa “decente”, se irrita un poco a veces cuando ve tanto arte desparramado por doquier.

Me gusta que mi hija se sienta que puede crear y descubrir y expresarse libremente, y también entiendo que a la edad de 2 años y medio sea difícil hacer que hagan o dejen de hacer lo que uno les dice. Comienzan sus etapas de conocer sus propios límites, el querer tener autonomía y tomar sus propias decisiones… y ello implica no estar siempre de acuerdo con los papás. Si yo le digo que no pinte ahí, cuando ya está con el lápiz de color apoyado en la pared… se me queda mirando por unos segundos como pensando qué hacer, y hasta puedo notar la pequeña batalla que se desencadena en su interior…

“Mami me dice que no pinte aquí… PEROOOO… es que me ‘guta”. Así que, por su puesto, ella termina haciendo un gran garabato.

¿Me tienta gritarle o darle una nalgada? Por su puesto. Y no voy a decir que jamás lo hice. No siempre se tiene paciencia y es evidente que no soy perfecta. Ser una supermami no consiste en eso!

A veces toca adaptarse, y más cuando se trata de niños. No podemos esperar o tratar que hagan cada cosa que uno les dice. Hay que trabajar en equipo.

Nosotros en casa hemos tratado por todos los medios que no tenga al alcance bolígrafos, lápices de colores, etc., y que cuando se dibuja y se pinta sea bajo la supervisión nuestra. De este modo, cuando tiene algo de pintar en la mano podemos controlarla mejor. Sin embargo siempre hay despistes, y se las arregla para conseguir algo con lo que dibujar o manchar.

También he de confesar que a veces estoy tan cansada o tan metida en algo, que veo que agarra un lápiz por algún lado… y no hago nada jajaja. A veces prefiero la pintada en la pared con tal de que esté entretenida… Lo confieso!

Después de buscar trucos y otras cosas, descubrí que se pueden quitar las manchas de lápices de colores, ceras, rotuladores y bolígrafos de las paredes. Incluso descubrí cómo quitar las marcas de bolígrafo de la ropa!

Es una gran ventaja conocer estos tips, porque como dije antes, es imposible evitar 100% que nunca jamás pinten en algún sitio que no quieras.

Para las manchas de las paredes hay 2 productos:

  • Quitar lápices, ceras de colores y rotuladores: utiliza alcohol de quemar. Lo encuentras en ferreterías o en el chino, multitiendas, etc. Es muy económico y solo tienes que poner bastante en un trapo previamente seco y frotar.
  • Quitar bolígrafo y rotuladores de la ropa: Es muy importante que no laves la ropa, porque si ya la lavaste o mojaste para intentar que salga NO VA A FUNCIONAR. No importa si la mancha es de días, solo importa que no la hayas lavado. Lo que necesitas es algo que seguro tienes en casa; laca para el pelo. Coge tu laca del pelo y rocía bien la mancha. Mete la prenda en la lavadora y listo! Para las paredes igual. Rocía las pintadas con la laca y pasa un trapo húmedo para eliminar la tinta suelta.

Otro truco que descubrí en la ferretería, donde ya me conocen, por cierto, es una pintura especial para paredes que una vez se seca actúa como pizarra. Es decir, si los niños pintan encima, con pasar un trapo tienes de sobra para eliminar las manchas. La que yo vi costaba 10€ el bote. No recuerdo el nombre, pero investigando por internet veo que hay una que se llama Ideapaint. No sé si es la misma, pero tiene muy buena pinta.

Me pareció un buen invento! Así que si aún estás a tiempo y tu hijo acaba de comenzar con esta etapa, créeme que valdrá mucho la pena que uses esta pintura.

Espero que les sirvan estos pequeños trucos para sacar manchas. A mi me sorprendió muchísimo la de la laca y el bolígrafo. Era muy escéptica, pero lo probé y fue fenomenal!

Si conoces más trucos deja tu comentario y ayúdanos a quitar otras manchas!

 

Deja un comentario