La faja después del parto. ¿Es recomendable?

Esto de la faja después del parto es algo muy común en lo que todas solemos pensar. Aquí les voy a dejar expuesto lo que yo experimenté con la faja y lo que leí que me pareció importante.

Nos preocupa mucho cómo quedará esa zona de la cintura e incluso estoy segura de que hay algunas con la esperanza de quedar mejor que antes jejeje. Solemos tener prisa en que todo vuelva a la normalidad y llegamos a medir nuestra cintura casi a diario. ¿A alguna le suena esto? jajaja.

Yo partí, antes del embarazo con 59cm de cintura y cuando estaba de 9 meses mi cintura estaba en 1m jajaja. Eso sí, bien hidratada todo el tiempo para evitar las estrías. Lean mi post si lo desean sobre cómo evité que me salieran estrías. Cuando vi a los 9 meses que no me había salido ninguna estría por el momento, mi segunda preocupación fue pensar “bueno, ¿y esta panza cómo se me va a quedar después?¿Colgando?”.

En la práctica, tras el parto, probé la faja, una normal (no de braga) y no la usé durante todo el día porque había leído que no era recomendable, porque al moverte y estar todo tan sujeto, no haces trabajar a penas a tu abdomen. Ojo! No se deben hacer abdominales hasta 6 meses después de haber parido, no estoy hablando de este tipo de ejercicio. Hablo de los movimientos normales que una hace en el día a día. Por un lado es agradable tener esa zona bien sujeta porque al no tener al bebé ya en nuestro vientre el útero se siente como muy colgante pero, como acabo de decir, no dejamos trabajar al abdomen de forma natural y, aunque nos podemos ver y sentir fenomenales con la faja, podemos quedar con los músculos del abdomen flácidos. La realidad es que esto no te “moldea” el cuerpo como si estuvieras hecha de plastilina. Ayuda, pero es bueno descansar de la faja al menos la mitad del tiempo.

Esa sensación de que esa zona cuelga, especialmente los primeros días,  es incómoda. Así que viene bien ponernos algo, ya sea una braga de esas de abuela bien altas jajaja o una faja. Un consejo: la ropa interior siempre de algodón. Es natural y nos protege de posibles infecciones o irritaciones especialmente en este tiempo tras el parto en el que está esa zona muy resentida.

Por otro lado, no hay nada mejor para que todo vuelva con rapidez a su sitio que dar el pecho. Es lo mejor para el bebé, eso lo primero, y para ti también porque pierdes peso, grasa corporal indeseada como la celulitis (yo ya no tengo nada de nada), el útero se recoge más rápido, etc.

En definitiva, usé la faja las primeras semanas por esa molestia de la sensación de vacío que os dije y solamente un rato en las mañanas, pero sinceramente yo no creo que me haya hecho tener la cintura más estrecha. El vientre simplemente se me recogió porque lo hizo solo y porque di el pecho. Cuando me dejé de poner la faja seguía teniendo la tripa gorda y fue con el tiempo que se fue recogiendo.

Han pasado 6 meses tras mi parto y mi cintura mide 60cm. La verdad es que ha bajado bastante y puedo decir que estoy igual que como empecé.

En cualquier caso, cada una que escoja aquello con lo que más cómoda o confiada se sienta, pero aconsejarte que no pongas tus esperanzas en la faja. Tómatelo como una ayuda a sentirte más sujeta y, de pronto, para recuperar un poco la figura, pero a mi definitivamente lo que más y mejores resultados me dio fue despreocuparme y darle el pecho a mi peque.

Ah! Muy importante. No creo que sea buena idea comprar una de esas fajas que sea estilo braga + faja. No me refiero a las braguitas altas que sirven un poco de faja pero que no son faja realmente, sino a las fajas de verdad que vienen estilo braguita. ¿Por qué? Porque la zona íntima no debería estar tan tapada y mucho menos con posible presión. Es mejor usar una braguita de algodón, la compresa de maternidad también de algodón y nada de presión en esa zona. Es mi consejo.

Pueden leer mi post sobre la cuarentena tras el parto o comentar qué tal vuestras experiencias con la faja, o sin ella!

 

Deja un comentario

Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
PASTOR ALEMÁN + 2 items
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar