Cómo saber que estás de parto. Estas son las señales que lo indican.

Recuerdo que entraba por la zona de urgencias y me preguntaba una enfermera “¿qué te pasa?”… y yo le decía tan normal “creo que estoy de parto, pero las contracciones no me duelen. Debo de ser de esas pocas con suerte a las que no les duelen…” jajajaja.

Obviamente me dijo “Hija, tú no estás de parto. Créeme. Si estuvieses de parto no vendrías así de fresca”. Cuánta razón! jajaja. El día que bajé con las contracciones, tras haber estado en casa esperando y controlándolas porque tienen que darte aproximadamente unas 5 o más contracciones en una hora, ya no estaba tan fresca… Mi cara había tornado un tono paliducho y me importaba poco salir por la puerta en bata, con las zapatillas de levantar, el moño puesto o lo que fuese… Solo quería que me dejasen ingresada, me pusiesen la epidural y a relajarse! jajaja.

En fin. Cuando me comenzaron las contracciones, que son las primeras llamadas “contracciones malas”, estaba en el baño planchándome el pelo. Eran suaves. Notaba cómo de pronto me daba un pequeño cólico en el útero, a modo de retortijón o cólico de regla. No me había dado cuenta de que eran contracciones hasta que no me dio la cuarta o quinta. Eso ya me resultó extraño y caí en cuenta. Me costó jajaja.

Dos semanas antes de esto se me había caído el tapón mucoso. La verdad me dio mucha impresión verlo porque fue como visualizar que el parto es inminente y que por más que me ponga a darle vueltas… nunca sabría cuándo llegaría la hora. Este creo que es un momento de muchos nervios, porque ya se acerca la hora  y no sabes si pasarán horas, días o semanas (que pueden pasar perfectamente tanto lo uno como lo otro). Yo pensé que a los 2 días o esa misma noche me pondría de parto, pero fue como una semana después.

Durante las clases de preparación al parto nos habían insistido mucho sobre cuándo acudir al hospital y cuándo no. Lo normal es que una se anticipe, casi siempre pasa, y terminas bajando cuando te notas cualquier bobada o las primeras contracciones. Sin embargo, si vas, lo que te harían sería una revisión (un registro, una ecografía y un tacto). Si vas así, te mandarán para casa y habrás ido para nada. Aún así es bueno que ante la duda vayan. Eso por su puesto!

Yo preferí esperar. Iba controlando las contracciones. Comenzaron un martes por la tarde como a las 19:00. Esa noche a penas pude dormir mucho porque notaba la molestia y era bastante incómodo. Al día siguiente seguía con las contracciones malas. Vaya lata! Me duraron un montón, solo que cada vez eran más fuertes e intensas.

Al día siguiente, el miércoles, lo pasé bastante incómoda. Me seguían yendo y viniendo. De repente tenía 2 seguidas y luego en 15 o 20 minutos nada. Fue entonces cuando comencé con las contracciones irregulares. Esas para mi fueron las peores, porque ya dolían un montón (y de hecho cansaban mucho), y cada vez que parecía que se estaba regulando la cosa y que comenzaban las contracciones que se llaman “buenas”, porque son las que indican que ya hay que ir al hospital porque estás de parto, todo daba marcha atrás y volvían a ser irregulares. Me daban 4 en una hora… luego me daban 3 en una hora… y así.

Fue eterno porque se puede decir que estuve mirando el reloj viendo cómo pasan las horas, los minutos y los segundos… contando cada instante desde el martes que empecé hasta el viernes por la mañana que di a luz. Menudo trabajito…

Yo no rompí aguas en casa, ni de camino ni nada… Rompí aguas cuando estaba en la camilla, con la epidural ya puesta y estando de 6 cm. Eso que venden en las películas de que la chica está en la calle o en el restaurante y de repente rompe aguas así sin más… no es muy frecuente. A penas lo sentí, obviamente por la epidural, pero sí recuerdo que noté como un “trac!” dentro de mi útero, como algo que quebró y cuando la matrona y una enfermera vinieron a echar un ojo para ver qué tanto más había dilatado, comentaron entre ellas “ah mira! ya rompió la bolsa”.

Antes de que me dieran las primeras contracciones el martes, yo tenía el cuello del útero borrado al 80% y tenía 1 cm dilatado. Ya se estaba preparando todo para el momento, pero a pesar de estar dilatada, aunque sea lo mínimo y tener el cuello del útero bastante borrado, no estaba de parto. Yo pensaba al principio que cuando empezabas a dilatar era porque estabas de parto, pero no. Puedes haber dilatado, perdido el tapón mucoso, tener el cuello del útero casi borrado del todo… que si nada de esto está acompañado de contracciones regulares y seguidas, no estás de parto.

¿Qué son contracciones regulares y seguidas? Pues las que entre una y otra, al menos, como máximo, han pasado 5 minutos. Si tienes una contracción, por fuerte que sea, y tienes otra a los 10 minutos, aún no estás de parto y si vas al hospital, posiblemente te manden para tu casa de nuevo.

Yo comencé con las contracciones regulares ya a partir de la 17:00 de la tarde aproximadamente. Fue entonces cuando me puse verdaderamente nerviosa, porque antes de eso ya había bajado unas 2 ó 3 veces y no solo sufrí el malestar y la incomodidad de tener que regresarme con esos dolores, sino que encima cada vez que bajé el hospital estaba abarrotado de mujeres que estaban de parto y todos los paritorios estaban llenos. ¿Qué significaba esto en mi hospital? Pues sencillamente que si no pillabas un paritorio, te quedabas sin epidural porque es el único sitio donde te la pueden administrar. En el paritorio están los monitores, las máquinas y todo lo necesario para que el anestesista haga su trabajo y su magia… Así que imagínense mi cara.

Estaba hecha un manojo de nervios pensando en que estaban todas las mujeres de parto a la vez, y que posiblemente me tocase parir sin epidural.

Prosigo… Cuando llegué al hospital a las 18:00 aproximadamente de la tarde, me miraron, me vieron que efectivamente estaba de parto y, aunque no había dilatado sino 1 cm más, me dejaron ingresada porque me vieron mala cara y ya me habían visto bajar unas cuantas veces.

Tuve muchísima suerte, gracias a Dios, porque cuando yo llegué, no había ni una sola mujer pariendo. Todos los paritorios libres! Ufffffff… ahí entonces fue cuando me dejaron de importar las contracciones. Podría tener mi epidural!

Y bueno… hasta ahí! Eso fue lo que a mí me pasó cuando me comenzaron las contracciones. Espero poder ayudaros a cómo saber que estáis de parto.

Las que quieran entrar en detalle de lo que sucedió luego pueden visitar mi post sobre el parto. :)

Cuenta qué tal lo llevaste, o qué tal lo llevas, porque lo más común cuando estás en esta situación es mirar y mirar y mirar por internet para saber cómo lo han vivido otras mujeres, así que desahógate y cuenta cómo estás!

 

Deja un comentario

Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
PASTOR ALEMÁN + 2 items
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar