Ser madre ¿sabré hacerlo bien?

Esta es una de las preguntas que todas nos hacemos cuando estamos embarazadas o incluso antes.

Bajo mi punto de vista, el hecho de que ya de por sí esto nos preocupe indica que seremos buenas mamis. Hay mujeres por todo el mundo que, por desgracia, no se preocupan por sus hijos, los venden, los alquilan para infinidad de aberraciones y un largo etc.

Yo antes de ser mamá jamás había cuidado de un bebé. Es más, jamás había cambiado un pañal. Nunca sentí ese instinto maternal o ese deseo de querer tener un bebé, ni de pequeña pensaba en ello y tampoco tenía planeado tener hijos. De hecho, pocos meses antes de quedar en estado estaba convencida de que eso no era para mi. Cero instinto! jajaja.

Resultó que uno o dos meses antes de quedar en estado comenzó a picarme la curiosidad de cómo sería tener un hijo. Sin embargo en ningún momento buscamos nada mi marido y yo. Las cosas se dieron solas.

Cuando noté que el periodo no llegaba y pasaban los días comencé a preocuparme. Así que cuando ya los nervios me tenían nerviosa jajaja, valga la redundancia, mandé a mi marido a por un test a la farmacia. Recuerdo que esa mañana me desperté y fui a la cocina rascándome la barriga, me paré justo en el medio y dije “hummmm… me apetece para desayunaaaar…. mmmmmm…. unas almejitas con aceitunas!” jajajaja La cara de Freddy fue un poema.

Yo sabía que tardaría unos minutos en marcar mi destino jajaja (qué dramática). Sin embargo no me dio ni tiempo a pensar. Había salido positivo al momento! Me dieron ganas de denunciar al fabricante! jajaja. ¿Dónde estaban esos minutos? Me los habían robado! Mi boca, al ver el resultado se abrió todo lo que podía y grité. Freddy que estaba sentado en la bañera se empezó a reír y yo lo quería matar. Lloré de pánico porque siempre me dio miedo lo de parir. Era lo que más miedo me daba. Pero la reacción de él me ayudó y me hizo sentir bien.

En cuestión de varios minutos mis lágrimas eran risas y se me pasó la crisis. Freddy se puso a limpiar la cocina de arriba abajo jajaja y yo a recorrerme la casa con el test en la mano mientras decía “Ay Dios… ay Dios!”.

Besay estaba en camino y para ese entonces yo estaba de casi 11 semanas…

Una de las conversaciones que tuve con mi madre fue sobre mi nula experiencia cuidando bebés. No sabía lo que era una trona! jajaja. ¿Cómo podría entonces cuidar de una criatura?

Pues te diré algo. Sí que pude y sí que vas a poder tú también. Cuando nace tu bebé lo cambia todo y simplemente lo sabes cuidar. Obviamente hay cosas que se tienen que aprender, como la temperatura del baño, lo que es la febrícula y lo que es fiebre, etc., pero lo que es cuidarlo… eso nace solo.

No puedes decir, esto no es para mí o definirte en algo de forma rotunda porque las cosas cambian y tú también lo harás. Nunca fui partidaria de tener hijos y aquí estoy hoy, enamorada de mi hija, creando un blog sobre maternidad y feliz por ello.

No es en absoluto el error que yo pensaba que era. Es cierto que te cambia la vida, pero a mejor.

Hay mamis que no se cuidan, que tienen problemas de tipo personal y esos bajones los achacan al hecho de haber tenido un bebé y eso es un error. Tú eres tu problema y también tu solución. Siempre se puede sacar tiempo para pasear, para arreglarte y hacer lo que te gusta.

Pienso que sentir que tu bebé te quiere y desea estar contigo es un placer. Ya vendrá el tiempo en que te diga “déjame en paz!” jejeje.

Si deseas ser mami y te da miedo, no temas porque lo harás fenomenal y además con gusto!! No importa la experiencia que tengas… no importa lo que veas a tu alrededor. Anota todos esos fallos que ves y tómalos para ti, para no hacer lo mismo. Tus hijos serán tuyos y ese hecho ya lo cambia todo.

Ánimo!

2 ideas sobre “Ser madre ¿sabré hacerlo bien?”

Deja un comentario

Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar