Enséñales a limpiar y les darás seguridad en sí mismos

Enséñales a limpiar y les darás seguridad en sí mismos… Pero, ¿cómo puede haber relación entre estas dos cosas?

Voy a presentar un escenario que quizás a muchos les sea familiar…

“Una mamá realizando las labores del hogar mientras su hija de dos años la persigue y trata de agarrar el recogedor de la escoba, el pulverizador limpia cristales, el trapo que dejó descuidado durante 2 segundos sobre uno de los sillones… La mamá comienza a ponerse de mal humor porque siente que intenta limpiar y no avanza, teniendo que apartar todo el tiempo a su pequeña. Le pone dibujos, la mete en el parque y trata de continuar con su tarea.”

Es verdad que muchas veces no tenemos ni el tiempo ni las ganas o la paciencia, pero esta mamá, en realidad, está cometiendo un error. Apartar a su hija de la actividad que está haciendo.

Mi madre, cuando yo era pequeña, no me dejaba participar de la limpieza de la casa porque como era pequeña “lo hacía mal”. Obvio! ¿Cómo iba a hacerlo estupendamente y de forma que mi madre quedara satisfecha si era una niña? Ella siempre fue, y es, muy maniática con la limpieza, lo cual no es malo, pero cuando te importa más que todo esté reluciente a que tu hija aprenda a ser limpia aunque ello signifique tener que ir a un ritmo más lento en las labores, lo que estás creando es un MAL hábito. Acostumbras a tu hija (o hijo) a que la limpieza no sea asunto suyo, porque mamá siempre aparecerá con un trapo y lo limpiará, y si lo intentas hacer tú sencillamente no puedes porque “no lo sabes hacer”, o “no lo haces igual de bien”, etc.

Para colmo de males, cuando pasa el tiempo y se ve ella sola haciendo las cosas de la casa protesta porque “nadie la ayuda”. Sin embargo cuando tomas la iniciativa de hacerlo tú, aparece, se te queda mirando unos segundos con ojo crítico par ver cómo lo haces, pone mala cara, se mete en medio y te dice “deja, ya lo hago yo”. ¿Quién lo entiende?

Hay niños de todo tipo. Hay niños que no necesitan participar de forma activa en la limpieza del hogar y simplemente adquieren esa sabiduría a través de observar en casa a los papás, pero hay otros niños que no. Hay niños que necesitan que los dejes hacer las cosas, aunque las hagan mal, y de este modo ayudarles a que aprendan algo que van a necesitar sí o sí en el futuro. Se va generando un hábito en ellos, un “chip”, que no necesita de persecución ni riñas para que hagan las cosas. Sale solo porque está en ellos.

Es verdad que en lugar de limpiar lo que hacen es “empatiñarlo” todo, que hay que tener mucho ojo con los productos químicos, etc., pero es algo que vale la pena con creces y no solo porque en unos pocos años estarán de verdad ayudando y limpiando en casa, sino porque les estás facilitando la vida. Les enseñas a hacerse cargo de lo que es justo: limpiar sus propias cosas y ayudar en las zonas comunes de la casa.

Ello también conlleva un rol de inculcarles seguridad en sí mismos. Si los tratas como si no fuesen a ser capaces o no supiesen lo que le estamos diciendo a nuestros pequeños realmente es que no son capaces de hacer las cosas. Este es un mensaje tan dañino para ellos… Olvidamos el rol de padres que tenemos y lo que ello en verdad implica en sus emociones. Somos las personas a través de las cuales conocen el mundo, aprenden a socializar, se conocen a sí mismos y descubren de lo que son capaces y de lo que no.

Si un papá o una mamá le dice a su hijo “tú no sabes”, “tú no puedes”, va a creer esas afirmaciones y de ese modo será como viva su edad adulta. 

Hace unos días limpiando la sala Besay no paraba de perseguirme, cogiendo cada cosa que estaba usando. Ya no sabía dónde ponerlas, y a veces ni las encontraba porque olvidaba dónde las había puesto. Cuando estaba limpiando los cristales de la puerta de la terraza ella se puso a toquetearlos y entonces pensé… “voy a canalizar toda esa hiperactividad en algo productivo”. Así que fui a la cocina, saqué un trapo de limpiar el polvo de más, se lo di y le dije “ayuda a mamá”. Automáticamente agarró el trapo, lo puso contra el cristal y se puso a limpiar conmigo imitando mis gestos. Limpiamos los cristales y la reja de la puerta, me ayudó con el recogedor de la escoba y otras cosas. Solucionado! No solo la tenía entretenida haciendo algo que también le incumbe, sino que me estaba ayudando y estaba creando valores positivos en ella.

Trato de demostrarle a mi hija que confío en ella, que aunque no todo lo haga bien a la primera no sucede nada porque la vida es aprendizaje, y el error es necesario para conocer por uno mismo cuál es la forma acertada de hacer las cosas. Ellos tienen derecho a equivocarse.

Todas las acciones tienen consecuencias, aunque no lo parezca, y la forma en la que tratamos y hablamos a nuestros hijos será la forma en la que ellos se vean a si mismos de mayores. Nuestras palabras se graban en su corazón y subconsciencia. 

Así que anímalos a que cojan el trapo y que te ayuden a limpiar!

Niña o niño todos necesitan aprender a realizar las labores del hogar porque la basura y la limpieza no tienen género. Ayuda a tus hijos a ser mejores personas. Eso es lo que necesita el mundo.

 

 

Deja un comentario

Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
BICHÓN + 2 items
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
BICHÓN + 2 items
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Marcador
Alguien lo acaba de comprar
 
Alguien lo acaba de comprar